El tarot existe desde el siglo XV. Desde este siglo en adelante no existía el oficio de psicólogo. A lo único que te podías aferrar era a un cura confesor. Pero muchas mujeres de la época, a pesar de cómo estaba arraigada la religión, optaron por algo que no se dirigiese simplemente por cargos eclesiásticos. La razón principal era el hecho de que no existían mujeres confesoras que pudieran empatizar completamente con ellas. Por ello los/las tarotistas de la época eran como los actuales psicólogos.

Los tarotistas además de ayudar a aclarecer el futuro a través de su baraja de naipes, también hacen una labor de ayuda. Ya que normalmente las personas que van a menudo a echarse las cartas necesitan atención y ayuda para salir del pozo en el que se encuentran.

Los tarotistas te escuchan atentamente, preguntan a las cartas, y posteriormente dicen lo que le deparará el futuro. El escuchar a una persona que necesita un desahogo es fundamental.

Incluso los expertos en psicología exponen lo fundamental que es desahogarse y quitarse todo lo que se lleva arrastrando por dentro. Y esto los tarotistas lo consiguen. Muchas veces, una persona solo necesita que la escuchen.

Las profesionales del tarot te ayudan, te aconsejan y velan por ti. Es lo más parecido a un guía espiritual. Son expertos en tratar y valorar la información. Es la unión entre el plano astral y las personas.

tarot como medio de ayuda

¿Cómo nos sirve de ayuda el tarot?

¿Qué pasará? ¿Dónde? ¿Cómo estaré? Estas son algunas de las cuestiones que casi todos tenemos. La intriga pasando adversidades a muchos nos obsesiona. Un buen tarotista que nos guíe sin dejarnos a ciegas. Aconsejándonos y analizando para que no decaer.

¿Pero en que ayuda el tarot?

  • Resuelve los problemas. Normalmente vemos los problemas como algo negativo en nosotros. Con un buen tarotista esto cambia. Los problemas pasarán a ser meras experiencias. Cambiando nuestra valoración ante esos problemas, y lo más fundamental afrontarlos de otra forma. El tarot pone encima de la mesa los problemas que tenemos y el tarotista nos aconseja según lo que le transmiten los arcanos. Disponiendo de una perspectiva constructiva. Es cierto que los aciertos en nuestra personalidad nos alegran. Pero sin esas caídas no seríamos quien somos. Cometer un error solo nos sirve para aprender de él.
  • La conexión que existe entre tarotista y cliente da pie a una meditación ideal para conocernos. Lo que nos digan los arcanos debe ser tomado como un mensaje para reflexionar. Valorar nuestros comportamientos y a decidir con todo puesto sobre la mesa. Un profesional del tarot dará más que un futuro próximo, nos da paz a nosotros mismos. Crece la autocritica y con ello un futuro mejor con nosotros mismos.
  • Lo que nos puedan ofrecer las cartas sobre cualquier tema. Aclarece nuestro destino y nos despeja la mente de dudas y de falta de confianza. Este mensaje de las cartas junto con el tarotista nos sirve para aconsejarnos. Además los resultados no son solo positivos. Los negativos también están muy presentes. Pero nosotros somos los que podemos cambiar nuestro destino. Tenemos que tener muy presente que nosotros somos los únicos que estaremos con nosotros mismos. Por ello, poniendo todos nuestros problemas a la vista y resolviéndolos es lo que nos hará crecer.

“Quien se niega a aplicar remedios nuevos, debe aprestarse a sufrir nuevos males, porque el tiempo es el mayor innovador”. Francis Bacon

¿Tu también crees que el tarot nos sirve de ayuda? 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *