Parece ser que el origen del Tarot en Europa se remonta a las primeras décadas del siglo XIII, cuando los comerciantes del Mediterráneo de la Ruta de la Seda viajaban hasta África, China y Persia. Fue en uno de esos viajes cuando trajeron el primer mazo de cartas conocido hasta Occidente, que tenía el nombre de Mamluk. El origen de estas cartas era islámico y el mazo se organizaba en cuatro palos, aunque se supone un nacimiento mucho más antiguo que hunde sus raíces en el antiguo Egipcio e incluso antes.

Pero, no fue hasta el siglo XV cuando, en Europa, se incorporaron los triunfos, cartas superiores a las de los palos ordinarios. Sus figuras son las que hoy se conocen en el Tarot como los 22 arcanos mayores y que han llegado hasta hoy sin apenas haber sufrido variaciones. Con la incorporación de estas cartas fue como nació el Tarocco o Tarocchi en Italia, el Tarock en Alemania y el Tarot en Francia.

El primer mazo completo del que tenemos constancia es el bellísimo y lujoso Tarot de Visconti-Sforza, que fue realizado a mano en 1440 por encargo del Duque de Milán. En él ya se ven las figuras emblemáticas de La Emperatriz, El Colgado o El Mago y casi todas las que componen los Arcanos Mayores en la actualidad, salvo La Torre y El Diablo. Se desconoce si es que aún no formaban parte del mazo o es que se perdieron.

El tarot hoy en día

La lectura del tarot hoy en día es una práctica que se utiliza para adivinar la orientación y la sabiduría a través de las cartas. Los mazos del tarot se dividen en dos tipos de cartas: los Arcanos Mayores y los Arcanos Menores. Los arcanos menores, a su vez, se dividen en cuatro palos y los arcanos mayores tienen significados totalmente independientes.

En la actualidad es muy popular recurrir a este arte adivinatorio para conocer qué nos depara el futuro, existiendo muchas ofertas de tarot gratis y videntes gratis en internet, como esta página a la que te lleva el enlace sugerido, donde podrás probar sin coste alguno, saber que te depara el futuro.

Cada vidente o tarotista tienen distintas formas de interpretar lo que nos muestran las cartas, y es que el tarot no es más que un medio que utiliza una persona con un don especial para poder ver nuestro futuro. En cuanto a la consulta de tarot más solicitada es la relacionada con el tarot del amor gratis, seguido de temas como la salud o el trabajo.

Si quieres salir de dudas sobre el amor, puedes recurrir a una tirada de tarot sí o no, para saber si este llegará a tu vida, si te respeta el que tienes actualmente, si debes quedarte a su lado… no encontrarás mejores guías espirituales que las que hemos dejado para ti, referenciado en forma de enlacea, en este artículo.

Consejos sobre el tarot

Hay muchas personas que dudan de tarot y no les falta razón. En este mundo hay grandes profesionales, pero también gente que actúa de mala fe, que no tienen ningún tipo de Don ni de conocimiento sobre cómo funcionan las cartas y se dedican a engañar a las personas que depositan su confianza en ella. Esto es un lastre que soportan las buenas tarotistas que realmente emplean esta habilidad para ayudar a los demás.

Debemos estar preparados a la hora de elegir a aquella persona que nos va a hacer una lectura del tarot, y saber discernir correctamente entre los que son verdaderos y fiables y los que no lo son. Estos son algunos tips que te ayudarán a distinguir entre un verdadero profesional y un estafador.

Busca tarotistas que no den rodeos

Una vidente real no se andará con rodeos a la hora de ofrecerte una interpretación de los que ha visto en las cartas. Las tarotistas buenas saben que lo que tú buscas son respuestas precisas y concretas y si se van por ramas puedes acabar más confuso que antes de acudir a ellas.

No hacen preguntas de más

Las tarotistas de verdad leen lo que le dicen las cartas del Tarot y para ellos no necesitan hacerte una veintena de preguntas, si es así, lo único que busca es sonsacarte información. Recuerda que has acudido a ella para que te de respuestas, no para que te hagan preguntas.

Las buenas videntes no te juzgan

Todos tenemos unas circunstancias diferentes en la vida e intentamos hacer las cosas lo mejor que podemos o sabemos. Una buena vidente te escucha e intenta ayudarte, pero no te hace sentir mal por tus acciones pasadas o por tus circunstancias actuales.

Recuerda que la videncia es un don natural, pero solo es válido si se comparte de buena fe con los demás y nunca se utiliza para dañar, por eso el único propósito de un tarotista debe ser hacer el bien.

En la consulta con una buena tarotista fiable te sentirás seguro en todo momento, sin miedo ni vergüenza por preguntar sobre lo que te preocupa e intentas solucionar. No temerás hablar sobre  tus problemas y resolver tus dudas gracias al Tarot.

 

 
Autor: Lectura de Tarot
Categorías: Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *