La importancia del abrazo tántrico en las relaciones

El tantra o tantrismo, se trata de una tradición esotérica arraigada a las religiones indias. Busca canalizar la energía alcanzando la realización espiritual por medio de diversas prácticas, que, aunque a día de hoy se relacionan fundamentalmente con la expresión sexual, implican realmente todo tipo de formas para lograr una unión y experiencia divina plena.

Tradicionalmente, el tantra ha estado formado por cuatro vertientes que en conjunto alcanzan la verdadera unión y trascendencia:

–       Jñana. El conocimiento metafísico.

–       Yoga. Las prácticas contemplativas.

–       Kriya. Rituales.

–       Charya. Las pautas religiosas.

Se reconoce, por tanto, que lo divino está presente en nosotros y necesita de nuestra parte humana para expresarse plenamente, siendo en este punto donde entra en juego la sexualidad.

El amor sería entendido como una muestra incuestionable de respeto y aceptación que trasciende a las imperfecciones y debilidades humanas, expresándose no sólo por medio del contacto genital, sino a través del encuentro físico y de los sentidos. Dentro de este tipo de contacto se puede destacar el abrazo tantrico.

 

            El abrazo tántrico

Se trata de un abrazo total y completo, capaz de acrecentar el amor y unir a las personas en un único ser, dejando atrás conflictos y asperezas. El abrazo tántrico supone un complejo de cariño, total y absoluta confianza y sincera protección, siendo la muestra más noble de amor.

 

            ¿Cómo dar y recibir un abrazo tántrico?

En abrazo puede ser dado y recibido por toda persona que signifique algo para ti y hacia la que profeses tus mejores sentimientos.

Las palabras no siempre son fáciles, por lo que el abrazo tántrico habla por medio del contacto, dejando el pasado atrás. Se ha llegado a considerar importante el realizar este abrazo al menos una vez al mes para afianzar lazos; con una duración de 5 minutos para familiares e hijos y de 15-20 minutos para la pareja.

 

            Resultado terapéutico del abrazo tántrico

Esta práctica permite sentirse amado y protegido, abriendo las puertas a la confianza y a las sensaciones de seguridad y bienestar. Abrazar apela al instinto más básico del ser humano, a esa necesidad de estímulos afectivos y de intimidad, que en ocasiones obviamos y ocultamos.

Se trata de un abrazo de emociones y sensaciones, por lo que ha de ser natural, relajado y libre de distracciones, sin ningún tipo de pretensiones. Supone una fusión física y espiritual en la que los ojos se encuentran y los pensamientos positivos fluyen. Tras esto, ambas partes experimentarán sensaciones de cambio y de renovación de energía.

La idea de este ejercicio es propiciar el contacto firme con la otra persona, generando un vínculo de amor infinito. No será extraño el percibir una dualidad en la que las respiraciones sean acompasadas, generando calma y comodidad.

 

El abrazo terapéutico como muestra de amor propio

El abrazo tántrico no es exclusivamente cosa de dos, sino que puede ser practicado en solitario. Para ello será preciso posicionarse en postura fetal sobre una estera o cualquier superficie que transmita sensaciones de calidez, intimidad y protección.

 

Afectividad y plenitud en la pareja

Más allá del abrazo tántrico existen multitud de técnicas repletas de intimidad y sensaciones latentes, capaces de colmar de plenitud y bienestar las experiencias afectivas.

Médicos y sexólogos no siempre transmiten estos conocimientos, por lo que determinados problemas de pareja parecen no tener aparentemente solución. Frente a esto, surge Sexología a imágenes, web especializada en sexologia, a través de la cual se puede encontrar información de todo tipo en lo referente a relaciones de pareja, reproductividad, kamasutra, psicología sexual, etc.

Mejorar la satisfacción en pareja es posible gracias a todos los conocimientos recogidos en esta web, que lejos de ser un simple sitio web, conforma un manual de referencia para asegurar una mejor calidad en las relaciones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *