No hace falta decir que existe un gran campo de operaciones para Aries en el amor. Pero, como para este signo los grandes retos son su fuerte, puede tener a su disposición a una gran belleza y ni siquiera reparar en ella.

Lo que más enciende su corazón son los amores imposibles. Pues le permiten mostrar a su pareja todo lo que es capaz de hacer por conseguir su amor. Además de todo lo que es capaz de conseguir por amor.

Aries en el Amor: pareja

Un romance con Aries no puede ser nunca aburrido, rutinario o distante. Con el siempre se está al borde del precipicio. Tiene una particularidad forma de encender los corazones, hasta el punto de sacar a su pareja de sus propias casillas. Y es que cuando este signo se enamora, se zambulle de pleno en una aventura que podría ser la última de su vida.

Lo que ocurre cuando Aries está enamorado es que deja de ser consciente de sí mismo. Siendo quizá este uno de los mayores placeres de su existencia. Si se tiene al signo Aries por pareja es mejor intentar adaptarse un poco a su modo de ser que andar siempre a la gresca. Pues tendrá muy claro que es el amo y señor de su vida. Es una persona que funciona muy bien cuando se le ofrece cariño puro. Y de esa manera es muy sencillo derretirle el corazón.

aries en el amor

Aries en el Amor: sentimientos

Pero con este signo zodiacal hay que tener cuidado. A pesar de las apariencias, es increíblemente sensible y receptivo en lo que se refiere a sentimientos. Detectará, a la mínima, cualquier frivolidad y estrategia maquiavélica que pretenda manejarle. Y, si ello llega a ocurrir, es muy posible que arremeta con toda rosímil que parezca. Este signo es mucho más leal de lo que cabría pensar.

Desde luego, aunque le encantan las conquistas y aventuras, también le atrae el hecho de afrontar el reto de la fidelidad. Por más tentado que se sienta de echar una cana al aire, siempre llevará a su pareja en su corazón. Y su imagen aparecerá en el último momento librándole de caer en la tentación.

Aries en el Amor: sexo

Un Aries en el Amor, como buen moralista que es, puede abogar por el amor platónico. Pero también quiere sentirse vivo. Y aunque es capaz de concebir un amor libre de todo contacto carnal, en el fondo eso no va nada con él.

El sexo resulta imprescindible para el desfogue de su ardiente personalidad. Todo hijo de Marte necesita poner de manifiesto cuanto lleva en su interior. Una vida sexual pobre o restringida acabaría por generar en este signo una frustración sentimental. Pues su cuerpo necesita expresar a toda costa lo que su corazón alberga. Y mucho cuidado con herir su amor propio. Si algo no funciona para este signo, siempre intentara Aries librar de su responsabilidad.

Un hombre o una mujer Aries en el Amor representan tantos detalles relevantes. Pero su lealtad y su moral siempre está presente en una relación. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *